Piecita por piecita

Son infractores seriales los vecinos que denunciamos ante el Ministerio Público Fiscal de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires desde marzo de 2020, y que demandamos por daños y perjuicios a mediados de 2021. De hecho sus (in)conductas transgreden artículos del Reglamento de Copropiedad del PH que habitamos, de los Códigos de Edificación y Contravencional de la CABA, del Código Civil y Comercial de la Nación.

Al lector que enfrente una situación similar en la ex Capital Federal le sugerimos paciencia a la hora de reclamar la intervención del Estado porteño. Para empezar, hará bien en descartar toda ilusión de institución articulada y en cambio imaginarse ante un rompecabezas cuyas piezas se encuentran desperdigadas. Sepa que deberá buscarlas a oscuras porque, sobre todo en tiempos pandémicos y salvo honrosas excepciones, los agentes del GCBA iluminan poco y nada el interior de la administración pública local.

Una vez halladas, tómese el tiempo necesario para reconocer el lugar y la función que le corresponde a cada pieza. porque nadie se lo explicará con claridad. Distinga, por ejemplo, las diversas unidades del Ministerio Público Fiscal, la relación de la Policía porteña con las fiscalías de turno, las distintas áreas de la Agencia de Control Gubernamental. Recorra los sitios web, plataformas, aplicaciones oficiales en busca de los trámites que admitan presentación –y si fuera posible, resolución– más o menos expeditiva.

Insistimos en la necesidad de documentarlo todo, porque no parece haber ninguna comunicación entre las dependencias del Estado capitalino (es más, tampoco entre las áreas y los agentes de una misma dependencia). Entonces, cada vez que hacemos una nueva presentación, los ciudadanos debemos mostrar la denuncia, el testimonio, la prueba anterior… además de relatar los hechos denunciados por enésima vez como si fuera la primera, como desde cero, como si no existieran antecedentes.

Se trata de armar el rompecabezas piecita por piecita, con la intención de corporizar a un Estado proclive a hacerse presente de manera deficiente y, por si esto fuera poco, tarde.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s