Declare. No declare. Declare

“La Policía es el brazo armado de la Ley” recordamos cada vez que escuchamos a los agentes que, de una u otra manera, intervienen en el marco del conflicto con nuestros vecinos de abajo. En sintonía con el origen anatómico de la metáfora, a veces imaginamos que nuestra Justicia padece de la enfermedad de Huntington, trastorno neurológico que deteriora la voluntad motora del paciente y le genera movimientos incontrolables.

De los uniformados que se apersonaron a nuestro edificio después de que llamáramos al 911, sólo uno se retiró sin hacer nada “porque se trata de un conflicto entre privados“, aseguró con autoridad. El resto habló con los denunciados para que bajaran el volumen de su música y/o de sus risotadas, gritos, golpes en puertas, paredes, persianas.

Todos nos explicaron que ésta es la orden del Ministerio Público Fiscal porteño “para casos como el de ustedes”. Sólo dos oficiales entendieron que debían hacer algo más y le pidieron instrucciones al fiscal de turno: después de la debida autorización, uno labró una infracción y el otro gestionó una consigna policial durante doce horas corridas. A raíz de ambas actuaciones se abrieron dos expedientes: uno en la Fiscalía Nº 6 y otro en la Nº 8.

La mayoría de los agentes que intervinieron en nuestro edificio y aquéllas que nos tomaron declaración en la Comisaría Nº 12 también nos explicaron que la suerte de nuestras denuncias depende “de lo que decida la Fiscalía” o “de las ganas que tengan de trabajar en la Fiscalía”.  Ya sea en palabras neutras o en un rapto de ¿sinceramiento? la Policía de la CABA -al menos la porcioncita que se desempeña en la Comuna 12- se presenta como un brazo absolutamente subordinado, y por lo tanto sin relación con los abusos de autoridad que algunos medios reportan cada tanto.

A priori incondicional, la subordinación sufre cortocircuitos de origen desconocido, como aquél registrado en el marco de la denuncia que desembocó en la gestión de la consigna policial. Cuando nos presentó a la agente designada para tal fin, el oficial interviniente también nos notificó que -por orden del fiscal de turno- deberíamos presentarnos en la Comisaría Nº 12 al día siguiente y nos dio el apellido de la oficial encargada de tomarnos declaración en tanto víctimas de hostigamiento e intimidación.

Allí fuimos, conscientes de que ésta sería nuestra primera declaración formal después de más de un año de reclamar la intervención del Ministerio Publico Fiscal. Cuando nos anunciamos, la oficial en cuestión no estaba al tanto de nuestra cita y, después de hacernos esperar una hora, nos comunicó que el fiscal de turno había determinado que no era necesario tomarnos declaración pues bastaban nuestros dichos de la noche anterior.

Por las dudas le preguntamos si estaba segura de que ésa era la instrucción pues nos habían asegurado que debíamos declarar en la comisaría. La uniformada se retiró a verificar la documentación, y cuando volvió confirmó la ¿contraorden? del fiscal. Regresamos a casa con toda la frustración a cuestas.

Cinco días después, la misma oficial nos llamó por teléfono para pedirnos que fuéramos a la comisaría pues ella misma nos tomaría declaración. En el transcurso de las dos horas y media que duró la entrevista formal, la agente ni si quiera mencionó la contramarcha. Como nosotras tampoco preguntamos (a esta altura estamos acostumbradas a este tipo de absurdos), desconocemos si el fiscal cambió de parecer con el tiempo, o si impartió una única orden y ésta fue mal comunicada o mal comprendida.

En cualquier caso, la secuencia Declare. No declare. Declare parece remitir a una secuencia motora afín a los movimientos espasmódicos de la enfermedad neurodegenerativa que el médico estadounidense George Huntington tipificó en 1872.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s