“Yo no creo nada”

Desde 2010, la Ley Nº 26.589 establece la denominada Mediación como paso previo obligatorio a todo juicio civil. En esta instancia interviene -en vez de un juez- un mediador, abogado especializado en propiciar el diálogo entre las partes con miras a una eventual conciliación.

Entre octubre y diciembre de 2020 convocamos a cuatro mediaciones para intentar llegar a un acuerdo extrajudicial con nuestros vecinos de abajo. La primera fracasó porque éstos rechazaron a la mediadora propuesta por nuestra representante legal. Aunque designaron (y nosotros aceptamos) al moderador de las otras tres, nuestros demandados nos dejaron plantados a repetición.

Cuando el segundo plantón, protestamos ante la insistencia del mediador para que acordáramos una última oportunidad de encuentro. Le preguntamos cuántas chances más debíamos darle a gente que a todas luces abusa del margen de acción que la Ley les concede a los ciudadanos acusados (o a un tipo de ciudadano acusado), y mencionamos nuestros “reparos” respecto de la Justicia argentina.

“¿Ustedes tienen reparos?… Yo no creo nada”, respondió el abogado especializado, sin un ápice de ironía… ni de compasión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s